El hospedaje web es muchas veces el componente más descuidado de un sitio web, las empresas gastan una cantidad considerable en obtener un diseño profesional y descuidan por completo el hospedaje que usan.

De nada sirve invertir en un sitio de última generación con lo último en código responsivo, si el hospedaje es de mala calidad.

Este es uno de los mas grandes errores que vemos últimamente, ya que las empresas no ponen atención a un componente que es más importante que el diseño del mismo.

La mayoría de las empresas que cometen este error es por falta de información, piensan que el hospedaje es algo que se tiene que comprar y que todos los hospedaje son iguales y por lo tanto comprando el más barato se están ahorrando dinero.

Cuando lo único que están haciendo es perder dinero, ya que la mayoría de los hospedajes baratos lo que hacen es poner miles de sitios en un servidor (solo así pueden tener precios tan bajos) pero cuando estos sitios tienen tráfico en las horas pico los servidores se vuelven lentos y hasta dejan de funcionar.

De nada sirve invertir en un sitio de última generación cuando no lo puedes visitar en horas pico.

La forma más fácil de perder clientes es teniendo un sitio web lento.

A nadie le gusta navegar por un sitio web que tarde en cargar, en el 80% de los casos el tráfico prefiere seguir buscando a quedarse a esperar a que el sitio funcione. Y esto es una perdida muy importante.

Los hospedajes baratos generalmente ofrecen código desactualizado, generando problemas severos de seguridad, por lo que son fáciles de hackear

Sin mencionar que Google tiene como factor de posicionamiento la velocidad de carga del sitio, ¿Se ha preguntado por qué su sitio no mejora su posicionamiento? la respuesta podría estar en la velocidad de este.

Invierta en un hospedaje profesional y deje de perder clientes