Diseño web, caso de éxito # 3

A principio de 2015 hicimos un rediseño web para un cliente que buscaba tener un sitio limpio y moderno. El cliente tenia muy clara la idea y aunque propusimos usar colores más cálidos, el resultado fue un sitio muy limpio y frio, ya que los colores predominantes eran blanco y rojo.

El cliente estaba encantado con el diseño web de su sitio, y el sitio al ser el segundo rediseño que hacíamos, ya estaba posicionado y tenia buen tráfico, por lo que se esperaba un incremento en ventas.

Pero el tiempo pasó y el incremento en ventas nunca llegó, analizando las estadísticas del sitio, habíamos encontrado que el sitio había mejorado un 10% su posicionamiento, pero el porcentaje de rebote se había duplicado.

El porcentaje de rebote es una variable que Google Analytics proporciona para saber el porcentaje de visitas que llegan al sitio y no tienen ninguna interacción con el sitio y se salen. Esto normalmente pasa cuando el sitio que visitas no es lo que esperabas, no te gusta, o no ofrece lo que estas buscando.

Mucho del porcentaje de rebote tiene que ver con la estética de sitio, porque la primera impresión influye en el comportamiento del visitante, si te gusta lo que ves muy probablemente continúes navegando por el sitio, y lógicamente si entras a un sitio que no es de tu agrado hay mucha posibilidad que sigas buscando en la red.

En este caso, el sitio había mantenido la mayoría de su texto y realmente lo que había cambiado era el look, de un sitio cálido con colores obscuros, a un sitio muy limpio y frío.

Platicando con el cliente le ofrecimos rediseñar su sitio y cambiar completamente el look del sitio, utilizar imágenes completamente diferentes y regresar a colores obscuros que ayudaban a presentar un sitio elegante.

Fue una labor difícil, ya que el cliente esperaba tener un sitio moderno por los próximos 2 años y no estaba en sus planes tener que rediseñar el sitio y sobre todo renunciar a su idea de presentar algo limpio y moderno, pero logramos convencerlo.

caso3

El resultado final fue un sitio mucho más visual, usando colores obscuros, un sitio mucho más elegante conservando el 95% del texto, y lo más importante al cliente le encantaba la nueva imagen.

El tráfico del sitio se mantuvo igual, pero el porcentaje de rebote pasó de un 65% a un 30% es decir se redujo a más de la mitad y la forma de contacto tuvo un incremento de conversiones del 45%.

Una de las cosas que hemos aprendido es que un sitio exitoso debe de estar diseñado para el visitante y no para satisfacer los gustos personales del dueño del sitio.

Teniendo una adecuada planeación de imagen, usando los colores correctos, e imágenes profesionales un sitio puede cambiar diametralmente las ventas que genera.

Deje en nuestras manos la imagen de su negocio.